miércoles, julio 13, 2016

La danza no mete goles - María Rogel

Fragmento del interesante texto de María Rogel en El Estado Mental, y subtitulado "Sobre el estado de la danza en Madrid". Pasa en España, pasa en México.
«Desnudos gratuitos, convulsiones “sin venir a cuento”, falta de narrativa, gente que baila raro, que no baila, espectáculos en los que no hay música... Sí, vayamos allí, hasta el mismo corazón de sus defectos . O… ¿son sus clichés?
Cuando alguien se interesa por la danza, más concretamente la contemporánea, además de conocer las luces debe conocer también sus sombras, las entrañas. Sólo así es posible entenderla, y comprender ese segundo plano al que ha quedado relegada. Así se puede ser cómplice cuando se acuda a ver espectáculos, works in progress, experiencias varias alrededor de la danza y el hecho coreográfico… pensando en esto como algo casi ideológico. Ojalá a raíz de este artículo alguien se plantee: Pues vamos a ver algo de danza, a ver si es para tanto como para dejarla fuera… Y sea consciente de ese momento indefinido en el que la danza no estaba presente y se aprovechó para excluirla. Lo cierto es que de forma rotunda, a diario, sin pudor, todo funciona como si la danza no formase parte de la Cultura. Desde una perspectiva política y crítica, la danza presenta un interesante entramado muy complejo y una falta de políticas culturales, claras y firmes, que resuelvan una cosa tan sencilla como que la danza tenga público. Porque la danza, incluida la contemporánea, le gusta a la gente. Al menos hasta que se demuestre lo contrario. De la misma forma que a la gente le gusta y le interesa el arte abstracto, lo entienda o no, y de esa tensión han resultado experiencias muy interesantes. Entonces ¿qué es primero: el huevo o la gallina? ¿Que el considerado profesional de la cultura no sepa nada de danza y entonces la excluya, casi para protegerse? ¿O que haya entrado gente a gestionar cultura que no son verdaderos profesionales, puesto que no son capaces de entenderla de forma total, completa y contemporánea (y la laguna es notoria en el caso de la danza)? Porque en muchas de las instituciones y entidades de referencia, los responsables de los presupuestos y la gestión no han visto nunca danza. Y eso es preocupante...»

1 comentario:

  1. Hola. Gracias por compartir. Las cuestiones planteadas siguen de rabiosa actualidad.. Saludos

    ResponderEliminar