miércoles, diciembre 19, 2018

Obrero del verbo - Yannis Ritsos

Trabajó durante toda su vida,
sin reposo, ardiente y exaltado, casi seguro
de la inmortalidad,
—la suya, por supuesto, en primer término.
Hasta que una noche
el viento sopla de repente.
La puerta se cierra con estrépito.
Él ve las estatuas caer
y golpearse las narices contra el suelo, y comprende.
Las palabras que él había escrito con tanto celo por años
y por años,
se habían endurecido.
Las sentía bajo sus dedos
como la pelambre seca y neutra de una bestia muerta. Sin
embargo, continuó su trabajo como de costumbre,
hasta confundir la muerte y la inmortalidad,
la embriaguez y el olvido.
Pero llegó a poner en claro
lo que es exactamente el trabajo entre la futilidad
y el orgullo.
El sonoro vaivén del péndulo
tenía la resonancia de un tambor en la noche,
como si ritmara una marcha de soldados somnolientos
entre dos batallas.

domingo, diciembre 16, 2018

Ceart SLP enero-abril de 2019



viernes, diciembre 07, 2018

Aguas con las noticias falsas

En estos tiempos en que algunas cosas parecen estar cambiando, hay que estar alerta ante lo que quieren que creamos. De uno y otro lado nos van a inundar con supuesta información que más vale cotejar y analizar de forma crítica.

El siguiente diagrama de flujo está tomado de "La era de la postverdad, una guía no tan breve", publicado en PolíticaConCiencia.