lunes, junio 26, 2017

Café literario


Los esperamos este sábado en Fernando Rosas 192, muy cerca de la Calzada de Guadalupe, para compartir algunas lecturas de poesía, narrativa breve y tuiteratura. También se anunciarán varias de las muchas actividades del Colectivo de Estudios Críticos, Sociales y Humanísticos.

Una de las propuestas es un par de talleres de creación literaria. La intención es abrir dos grupos, matutino (martes y jueves) y vespertino (lunes y viernes). Mayor información en los teléfonos que vienen en la invitación o en el correo debajodelagua@gmail.com.

domingo, junio 25, 2017

Crimentales en Pulso: el panóptico nuestro de cada día

El 25 de junio, en 1903, nace George Orwell, autor de 1984. En 1984 muere Michel Foucault, autor de Vigilar y castigar. Actuales, ambos advierten, inspiran.

Al inicio de 1984, esto dice Orwell:
"La telepantalla recibía y transmitía simultáneamente. Cualquier sonido que hiciera Winston superior a un susurro, era captado por el aparato. Además, mientras permaneciera dentro del radio de visión de la placa de metal, podía ser visto a la vez que oído. Por supuesto, no había ma­nera de saber si le contemplaban a uno en un momento dado. Lo único posible era figurarse la frecuencia y el plan que empleaba la Policía del Pensamiento para controlar un hilo privado. Incluso se concebía que los vigilaran a todos a la vez. Pero, desde luego, podían intervenir su línea de usted cada vez que se les antojara. Tenía usted que vivir —y en esto el hábito se convertía en un instinto— con la seguridad de que cualquier sonido emitido por usted sería registrado y escuchado por alguien y que, excepto en la oscuridad, todos sus movimientos serían observados..."

Y Foucault:
"Esta delincuencia propia de la riqueza se halla tolerada por las leyes y cuando cae bajo sus golpes está segura de la indulgencia de los tribunales y de la discreción de la prensa. De ahí la idea de que los procesos criminales pueden llegar a ser ocasión de un debate político, y que hay que aprovechar los procesos de opinión o las acusaciones contra los obreros para denunciar el funcionamiento general de la justicia penal..."
Y yo en Pulso: "El panóptico nuestro de cada día"

domingo, junio 18, 2017

Yólotl: letras

El molcajete

Coma amor

La coma vocativa suele olvidarse, ¿verdad? Y muchos ponen comas entre sujeto y verbo: esas comas a las que algunos correctores llaman "criminales".

He pensado que debería poner más comas en casi todo lo que escribo, pues casi todo lo que escribo, a menos que sea la columna, lo escribo para ti, muñequita.

Esta frase la escribí hace unos días y la retomé en mi columna de hoy.