lunes, julio 17, 2017

Belleza

Leo en Twitter la discusión sobre lo que hizo la conductora nais Martha Debayle en su programa: cambiar físicamente (cirugías, vestimenta, maquillaje, depilaciones...) a las ganadoras del concurso que llamó Extreme Makeover, y cacarear orgullosamente el cambio logrado "en la vida" de esas dos mujeres y la gran cantidad de dinero que invirtió en estética y cosmética. Así las cosas.

Las reacciones no se hicieron esperar y pueden buscar algunas en Twitter bajo la etiqueta #MitoDeLaBelleza. Muchos puntos de vista interesantes, confesiones e interrogantes a tener en cuenta. Para reflexionar y ver qué podemos cambiar como personas y como sociedad ante esas imposiciones y cánones tan interiorizados.

De mi parte, puedo decir que Ella, la persona que amo, es perfecta. Cada detalle, cada parte de su cuerpo y su cara. Todo. De sus dedos a sus lunares, de su cabello a su mirada. ¿Por qué? Porque es facinante, tierna, valiente, brillante, talentosa. Es erótica. Me excita todos los sentidos y en todos los sentidos (intelectual, sexual, anímica, sentimentalmente), como se vista o se desvista, a cualquier hora, sonriente o triste. Su voz y sus miedos. Cada día con Ella ha sido fascinante. No le cambiaría nada, lo que ella quiera cambiar la apoyo. Qué me importa si se depila o si se tiñe del color que sea si cada día es ella. Una vez le dije, y es cierto, que si quiere andar pelona, o como quiera, seguirá siendo la más hermosa del mundo. Transmite algo que ninguna otra persona podría, me hace querer ser mejor y poder verla. Sé que ella sola es capaz de hacer lo que se proponga, pero nada me gustaría más que estar siempre con ella, acariciarla y besarla y. Y sé que siempre lo será, cada día más, cada año más. Esa es la belleza.

1 comentario:

  1. Anónimo9:49 p.m.

    Da para mucho ese debate. Felicidades.

    ResponderEliminar